El limaco fantasma y otras bestezuelas carnívoras

Ghost_Slug_adult

“Un limaco asesino de origen foráneo con dientes tan afilados como navajas se desliza por los jardines del Reino Unido” (“’Alien’ killer slug with razor-sharp teeth slithering round gardens in the UK”). Con ese titular la publicación electrónica “Mail Online” informó el 11 de julio de 2008 a sus lectores de la presencia en Gran Bretaña de un limaco singular.

Al parecer, el primer ejemplar de esta especie se descubrió en 2006, pero hasta 2008 no fue clasificado ni se le había otorgado un nombre científico. Selenochlamys ysbryda es ese nombre. Es, por lo tanto, una especie nueva para la ciencia y dado que sus parientes más próximos se encuentran en el Caucaso, se supone que es de allí de donde procede. Quienes han investigado este asunto sospechan que el limaco ha llegado a Gran Bretaña junto con abono natural importado de esa zona. Es de color blanco, por lo que muy probablemente es una especie que ha evolucionado en cuevas. Es tan blanco, que los zoólogos que lo han clasificado (Bill Symondson y Ben Rowson) lo denominan “babosa fantasma”.

Como señala el titular de la información, el elemento más característico de su anatomía es su aparato dental. En realidad posee un único diente verdadero, aunque presenta numerosas piezas bucales similares a los dientes y que desempeñan la misma función. Son, como señala el titular, tan afilados como navajas. Lógicamente, ese rasgo tiene una clara razón de ser, que es la que expresa el titular de forma tan dramática: “killer slug” (limaco asesino).

Porque el limaco en cuestión es carnívoro y depredador. Vive enterrado o semienterrado y se alimenta de otras babosas y, sobre todo, de gusanos. Tiene la rara habilidad de afinar su cuerpo de manera que puede introducirse a través de los orificios que excavan los gusanos para poderlos atrapar. También se halla dotado de quimiorreceptores en las antenas, gracias a los cuales puede localizar a sus presas potenciales. Cuando encuentra un limaco o un gusano, lo inmoviliza con las piezas bucales y, acto seguido, succiona sus fluidos internos y tejidos, aun cuando la presa se mantenga con vida.

También en nuestro entorno hay un limaco carnívoro. Pertenece al género Testacella y al igual que Selenochlamys, también vive enterrado y se alimenta de gusanos. Éste tiene, además, otra característica curiosa, ya que porta una pequeña concha en su parte dorsal trasera. Las babosas y los caracoles son muy similares, todos ellos son gasterópodos terrestres. La ausencia de concha en las babosas se interpreta como una adaptación a la vida en medios pobres en calcio, por lo que cabría definir a las babosas como “caracoles sin concha”. Sin embargo, en esa transición hay formas intermedias y parece que Testacella, con su pequeña concha, es una de esas formas intermedias.

La razón por la que he traído a colación esta historia es porque, que yo sepa, estos son dos de los pocos limacos carnívoros que se conocen. Hay que decir, no obstante, que las babosas normales y corrientes que nos solemos encontrar en campos y huertos también pueden comer carne, la de sus propios congéneres para ser precisos, pero lo hacen en muy raras ocasiones. Los componentes mayoritarios de su dieta son plantas, -como bien saben los baserritarras-, pero de vez en cuando, para satisfacer más fácilmente sus necesidades de proteínas, pueden llegar a ingerir otros pequeños animales o, incluso, miembros de su misma especie. No hay que extrañarse por ello: los casos bien documentados de canibalismo entre humanos obedecen, en el fondo, al mismo propósito.


3 Comentarios

Participa Suscríbete

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Me acordé de Harry Potter en el capítulo en que Hagrid se encuentra a Harry en el callejón de mala muerte (que no recuerdo cómo se llamaba) porque tenía que comprar repelente para babosas carnívoras.

¿Habrá estado J.K. Rowling documentada respecto de la existencia de este animalillo?

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>