El viaje a la muerte del salmón sockeye

Oncorhynchus nerka (Imagen: Timothy Knepp, US Fish and Wildlife Service; Wikipedia)
Oncorhynchus nerka (Imagen: Timothy Knepp, US Fish and Wildlife Service; Wikipedia)

Me ocupo hoy de unos peces que nacen en agua dulce, se dirigen luego al mar, donde crecen y engordan, para regresar finalmente al río a desovar. Son salmones y pertenecen a la especie Oncorhynchus nerka, cuyo nombre común es salmón “sockeye”. Ese nombre procede del que se les daba en una lengua de la costa oeste de Norteamérica, zona en la que se encuentran. Suk-kegh es la palabra de la lengua amerindia en cuestión y quiere decir pez rojo. De ahí viene la palabra sockeye, al anglizar los europeos el vocablo amerindio.

Una particularidad curiosa de estos salmones es que hay diferentes patrones migratorios. Hay algunas poblaciones, las menos, cuyos miembros viven en lagos y no migran nunca. Permanecen en el lago toda su vida y alcanzan un tamaño muy pequeño. No obstante, la mayoría sí migra. Pueden nacer en un río o en un lago, pero los que nacen en un río, si pueden, se quedan durante uno, dos o tres años en un lago del mismo sistema hidrológico antes de dirigirse al mar. Los que no tienen la oportunidad de pasar su juventud en un lago se dirigen al mar antes, y lo hacen con un tamaño menor que los que pasan antes por el lago. Por flexibilidad en el ciclo de vida, que no quede.

Como expliqué en “¿Por qué viajan los peces viajeros?”, los peces anádromos viajan al mar a crecer y engordar. En el mar pemanecen entre uno y cuatro años, hasta que han adquirido la suficiente biomasa y alcanzado la madurez reproductiva. En ese momento comienza el viaje de regreso al río, un viaje que constituye una verdadera hazaña.

El viaje puede llegar a ser muy largo, de miles de kilómetros para algunos salmones. Pues bien, en el momento en que lo empiezan, dejan de comer, y ya no volverán a alimentarse nunca. Durante las semanas o meses que dure el viaje recurrirán a las reservas de energía que habían acumulado durante los meses anteriores para mantenerse y propulsarse. Los gametos ya los han producido. No necesitan nada más.

A lo largo del viaje van gastando las reservas almacenadas, principalmente para satisfacer las demandas de la natación prolongada. Al comienzo hacen uso de las reservas de grasa, y más tarde, cuando se van agotando las grasas, empiezan a catabolizar proteínas. Por sorprendente que pueda parecer, el glucógeno, que es la molécula de reserva que utilizarían casi todos los vertebrados al principio, lo reservan hasta el último momento.

La razón de ese proceder es que el glucógeno constituye para los salmones una reserva de “emergencia”. Lo utilizan cuando saltan para superar los rápidos y pequeñas presas del río, porque es el sustrato energético ideal para sostener esfuerzos breves y muy intensos. Pero de esa forma se gasta una cantidad relativamente menor de glucógeno. La mayor parte la reservan para dedicarlo a las últimas actividades que han de realizar una vez han alcanzado el punto de destino, la expulsión de los gametos o freza. La freza es una actividad de alta demanda metabólica, porque requiere la ejecución de movimientos muy enérgicos para que se produzca la liberación de los gametos; y después, tras la fecundación, para cubrir con grava los huevos.

Una vez completadas la freza, fecundación y acomodo de los huevos, permanecen otras dos o tres semanas con vida, cuidando el nido las hembras y tratando de fecundar ovocitos de otras hembras los machos. Y luego mueren.


4 Comentarios

Participa Suscríbete

vmmpvmmp

Dos dudas
¿Una vez los órganos para procesar alimentos estomago intestinos dejan de funcionar, de alguna forma se recuperan nutrientes de su estructuras, se necrotizan o simplemente se dejan sin usar?.

Cual es le ventaja evolutiva de no comer?, entiendo que la adaptación de nuevo a un medio no salado supone bastante estrés para el organismo.

Juan Ignacio Pérez

No tengo respuesta para ninguna de las dos preguntas. De hecho, no creo que dejen de comer. Sosopecho que cuando los textos científicos dicen que dejan de comer, lo que quizás quieran decir es que dejan de dedicarse a ello como hasta ese momento. No sé nada de pesca, pero me da la impresión de que cuando un salmón muerde el anzuelo lo hace porque come o quiere comer. Y lo cierto es que se pescan salmones. Así que quizás habría que matizar el texto. En todo caso, si dejan de comer de verdad, lo normal es que los órganos digestivos se atrofien o se reabsorban. Varias especies animales lo hacen (grandes serpientes entre pitanza y pitanza, aves migradoras, y otras), y de esa forma ahorran mucho, porque el tejido digestivo es metabólicamente muy activo y consume mucha energía.

Valeria ChiappeValeria Chiappe

Me gustaría saber cuál es exactamente la causa de muerte de la hembra una vez que desova.Sé que ese es el final natural pero, debido a qué? De qué índole es su causa de muerte? Gracias.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>