La enigmática promiscuidad de las lampreas hembra

Lampetra camtschatica (dominio público)
Lampetra camtschatica (dominio público)

Las lampreas, esos curiosos vertebrados que, de puro primitivos, no llegan a ser ni peces, tienen una curiosa forma de reproducirse. Me acabo de enterar de que las de sexo femenino, al menos las de algunas especies (las que no son parásitas), son muy promiscuas: se aparean con varios machos, lo pueden llegar a hacer varias docenas de veces, y dedican mucho tiempo al apareamiento.

Las lampreas preparan la zona en la que se aparearán; lo hacen transportando cantos del lecho del río hasta el lugar adecuado, de manera que se puede decir que preparan un “nido”. En la tarea participan machos y hembras, y transportan los cantos adheridos a su disco oral. Recordemos que estos animalitos no tienen mandíbulas (en jerga científica se dice que son agnatos); ese es el rasgo, precisamente, que los separa de la mayor parte del resto de vertebrados, como, por ejemplo, las anchoas y un servidor, que sí las tenemos (somos mandibulados). A veces pueden llegar a agruparse en el mismo nido hasta 20 individuos de ambos sexos en lo que, con toda justicia, pueden considerarse verdaderas orgías. En cada apareamiento el macho se adhiere a la cabeza de la hembra con su disco oral y agita violentamente su cola mientras expulsa los espermatozoides. Al hacerlo sacude el cuerpo de la hembra, lo que quizás estimule o facilite la freza de esta. En ocasiones, otros machos aprovechan la coyuntura para, furtivamente, acercarse, agitar sus propias colas y liberar sus gametos, de modo que, si hay suerte, pueden ser sus espermatozoides los que fecunden los ovocitos que se supone que libera la hembra.

He dicho que se supone porque resulta que en muchas ocasiones la hembra no expulsa ningún ovocito. En trabajos experimentales se ha observado que en un porcentaje variable de veces (entre un 35% y un 90%), no hay tal liberación, por lo que el esfuerzo de los machos resulta estéril. Los investigadores que han realizado las observaciones llaman a esos eventos “apareamientos farsa”.

Estas orgías entrañan dos enigmas que, quizás, sean uno solo: la promiscuidad de las hembras y los apareamientos farsa. La promiscuidad puede proporcionar al macho más descendencia, por lo que, dependiendo de otras circunstancias, puede ser un comportamiento ventajoso. Pero la promiscuidad femenina no proporciona más descendencia, pues esta depende de su fecundidad. Sin embargo, hay varias especies (insectos, primates y aves socialmente monógamas, principalmente) en las que se ha documentado promiscuidad femenina que normalmente se asocia con la selección por parte de las hembras de “mejores padres” para su progenie. Ese podría ser la causa de la promiscuidad de las lampreas hembras y también de que muchos apareamientos sean de pega, si disponen de algún mecanismo que les permite identificar a los mejores machos y liberar sus óvulos precisamente cuando esos mejores machos son los que agitan sus colas. Bajo ese supuesto, la hembra renunciaría a seleccionar los machos que agitarán sus colas en su íntima proximidad pero, a cambio, no malgastaría sus óvulos con cualquiera de ellos, reservándolos para los más “aptos”. Lo que parece claro es que los apareamientos múltiples con alta proporción de eventos falsos debe de conllevar claras ventajas, pues se trata de un comportamiento que, por el largo tiempo que le dedican, ocasiona un alto gasto de energía y expone a sus practicantes, además, a un elevado riesgo de ser depredados.

Hay varios vídeos en los que se muestra este comportamiento; aquí tienes dos:

Referencia:

Yamazaki, C. & Koizumi, I. J Ethol (2017) 35: 237. doi:10.1007/s10164-017-0505-0


4 Comentarios

Participa Suscríbete

Adania Guanche MartínezAdania Guanche Martínez

Me gusta mucho esta página. La utilizo frecuentemente en mis postgrados de Ecología. Gracias al Dr. Juan Ignacio Pérez, que ya considero mi amigo. Además de sapiencia, demuestra facilidad para escribir, claridad en las ideas y precisión en la comunicación.

GuillermoGuillermo

Comparto los comentarios de Adania.
El blog es fascinante. Sin preparación alguna en biología, lo disfruto muchísimo.
Lo mejor: Lo interesante de los temas y la claridad de Juan Ignacio para exponerlos.
Gracias!

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>