Archivo de Autor: Juan Ignacio Pérez

Juan Ignacio Pérez
Juan Ignacio Pérez es catedrático de Fisiología e investigó en biología de animales marinos durante las últimas dos décadas del milenio anterior. Ya en este milenio, trabajó de rector de la Universidad del País Vasco (2004-2009) y desde entonces, para divertirse y hacer algo útil, escribe historias de seres humanos y de otros animales en varios sitios. También habla de animales en la radio. Y ahora, como se aburría, se ocupa de la Cátedra de Cultura Científica de su universidad.

Los tiburones blancos, al menos los machos, pueden llegar a alcanzar edades superiores a los 70 años. Las hembras, aunque de un tamaño mayor, no llegan a alcanzar esas edades; la más longeva de la que se tiene conocimiento es de 40 años. Esos son los principales resultados de un estudio realizado con ejemplares del tiburón blanco Carcharodon carcharias del […]

Los ojos del calamar gigante son los más grandes del reino animal. A las zonas en que viven los calamares gigantes apenas llega luz, si es que llega algo. Los calamares son carnívoros, seguramente depredadores. Necesitan, por ello, un buen sistema para detectar a sus presas. Según los especialistas en biología de cefalópodos, esa es la razón por la que […]

Como vimos en la anotación anterior, la mayor parte de los mamíferos no beben agua de mar. Para los seres humanos, sin ir más lejos, sería muy perjudicial. La razón es que nos provocaría una mayor pérdida de agua que la que ganamos bebiendo. Como es sabido, el agua de mar tiene un 3,3% de sal aproximadamente; la mayor parte […]

Water, water, every where,. Nor any drop to drink. [“The Rime of the Ancient Mariner”; Samuel Taylor Coleridge (1834)]. . Es paradójico, sí; ese es el efecto que buscaba el poeta británico Samuel Coledridge con esos versos, remarcar lo extraño que resulta estar rodeado de agua y, a pesar de ello, no poder beberla. Porque frente a lo que proclaman algunos […]

Los colibríes (familia Trochilidae) son los vertebrados que tienen las tasas metabólicas (por unidad de masa corporal) más altas. Se deben, en parte, a su pequeño tamaño y, en parte, a la gran actividad que pueden llegar a desplegar. Algunas especies alcanzan velocidades de hasta 50 km h-1, y son las únicas aves capaces de volar hacia atrás. Una de […]

Cualquiera que frecuente las pescaderías o que tenga por costumbre cocinar o, incluso, comer pescado sabe que el aspecto de la carne de los peces difiere entre especies. En un extremo está los atunes, y en el otro los peces planos como el rodaballo o el lenguado. El color de la carne de los túnidos (atunes y similares) puede ser […]

Al parecer, cuanto mayor es la capacidad cognitiva de un ave, menor es el nivel de estrés fisiológico que se ve obligado a soportar. Y por otro lado, es posible que este mismo fenómeno sea extensible a especies de otros grupos animales. Veamos la cuestión con algún detalle, empezando por explicar en qué consiste la denominada respuesta de estrés. Cuando […]

La temperatura impone severos límites a la vida animal. Es cierto que algunas especies tienen formas de resistencia gracias a las cuales pueden mantenerse con vida a temperaturas extremadamente altas. Ahora bien, se trata de formas especiales, incompatibles con modos de vida normales y, de hecho, son muy infrecuentes. Lo normal es que por encima de ciertos límites la temperatura […]

Supongo que los testículos más grandes del reino animal serán los de algún rorcual o algún otro cetáceo, simplemente por ser los animales más grandes que hay. Pero si en vez del tamaño en términos absolutos, consideramos el tamaño relativo, esto es, por comparación con el tamaño corporal, los más grandes son los de unos insectos de la familia Tettigoniidae. […]

Las palabras del título de esta anotación están tomadas del estribillo de una conocida canción navideña:. “Pero mira como beben. los peces en el río,. pero mira como beben. por ver al Dios nacido. Beben y beben y vuelven a beber,. los peces en el río. por ver a Dios nacer.”. Pues bien, consideraciones literarias al margen, el estribillo no […]