Tag Archives:: termorregulación

Ya me he ocupado antes aquí de los mamuts (del género Mammuthus). Tenían un conjunto de características muy adecuadas para hacer frente a las bajas temperaturas; gracias a su grueso y oleaginoso pelaje, y a tener orejas y cola pequeñas limitaban considerablemente la pérdida de calor. Si los comparamos con los elefantes actuales, esas son las características morfológicas más […]

Los elefantes disipan mucho calor a través de sus orejas. Cumplen, por ello, un papel muy relevante en la regulación de su temperatura corporal. La sangre que procede del interior del organismo llega a las orejas y se distribuye a través de la densa red de vasos y capilares sanguíneos que las atraviesan. Ese calor se transfiere, por radiación o […]

Muchas veces, cuando estoy en casa leyendo o trabajando, levanto la vista del libro a de la pantalla y miro al exterior para descansar; a veces miro a lo lejos, hacia el Ganeko o el Pagasarri, y otras contemplo a los gorriones que visitan mi terraza y que van de un lado para otro, dando pequeños saltos. En esos […]

En ocasiones, los perros jadean como si les fuese la vida en ello. Y lo cierto es que les va. Porque de ello depende que puedan refrigerarse cuando tienen un exceso de calor. Al jadear hacen que una corriente de aire pase muy rápidamente por encima de sus superficies respiratorias y, de esa forma, facilitan considerablemente la evaporación de […]

Las aves pueden perder una cantidad significativa de calor por el pico. Las aves con grandes picos, como los tucanes, pueden perder mucho calor a través de su superficie. De hecho, sabemos que el flujo de sangre por ese órgano se encuentra sometido a control fisiológico. Al volar, el pico cumple una importante función al ayudar a disipar buena […]

Un líquido, al evaporarse, absorbe calor. Por esa razón, cuando se evapora un líquido que se encuentra en una superficie, ésta se enfría. Cada gramo de agua que se evapora requiere cerca de 600 cal, casi seis veces más que el calor que se necesita para elevar ese mismo gramo de agua desde los 0ºC hasta la temperatura de ebullición. […]

Para que un animal pueda mantener constante la temperatura corporal, las ganancias y las pérdidas de calor han de ser de la misma magnitud. La mayor parte de nuestro calor es el que genera el motor interno, esto es, la actividad metabólica. Y, simplificando, podemos decir que las pérdidas se producen de tres modos distintos, por conducción, radiación y evaporación. […]